Posts Tagged ‘borbon’

La barba del Borbon. Burbero arrogante.

19 septiembre 2009

Antes de nada decir que nunca antes había sido un furibundo antimonárquico. Furibundo sigo sin ser pero con el paso del tiempo, y con lo que en él voy reflexionando -y leyendo- todo me conduce siguiendo la lógica a considerar que el rey es una figura obsoleta. Y soy benigno. Consecuencia de lo cual; ahora soy antimonárquico, grado al que llegué tras convencerme.

Pero antes de antes de nada explicar, si alguien lo desconoce que el “burbero arrogante” es expresión de Taddeo refiriendose a Mustafá. Personajes que vivieron en el mundo Rossiniano…..Efectivamente: “L´Italiana in Argel”. Por otra parte era un juego barba-borbón. Feliz mundo aquel…el de la ópera. Pero buscad lo que vorrei dire. Yo ahora no me acuerdo.

Me asaltan dudas cuando con el paso del tiempo (hace 25 años me tragué lo que decían) se remarca su papel clave en el desarrollo del 23-F. Alfonso Armada, general que cargó con el mochuelo, era un tipo que el rey conocía bastante pues había sido su preceptor. Se supone una relación, de confianza y complicidad -palabra de uso exclusivo para la gente VIP- . Pero no insinuo nada, salvo que ahora dudo de los papeles cruciales ya sea el 23 F ya el 11-S. Suelen ser sucesos que siguen un guión establecido antes de….Donde es todo sospechosamente lógico.

La entrevista que Pilar Urbano hizo a la reina, que pese a ser modosita, discreta y recatada (además de la Hélade) creo que es de las pocas mujeres españolas invitadas al selecto y siniestro Club de Bildeberg. Otra es mi admirada Patricia Botín, quien espero financie mi aventura editorial. Si su gracia lo tiene a bien. Al fin y al cabo no habría Quijote sin el ilustrado sr de Lemos. Volviendo a la entrevista sólo es importante para mí una liaçon: al exponer sus caducos puntos de vista, casi veterotestamentarios, la reina hace lo único que puede hacer: Ella dirá lo que tenga que decir ante Pilar Urbano, que actúa no como periodista, sino como miembro numerario e influyente del Opus Dei. Y más allá de declaraciones ella busca adhesiones. En vista de esto, la reina que va a hacer sino??. Condena el aborto, las bodas entre el mismo sexo ….y si es preciso la herejía adopcionista por la sencilla razón que es Dios quien ratifica a la monarquía (al poder en general. Osease su chollo depende de Él. Acuérdense de por la g. de Dios). Si ese dios se me hace cada vez más difuso, cae todo el entramado andamiaje, todo el encofrado. ¡Qué vulgar!. Tan vulgar que presumo de sangre. Mi sangre es roja, como la de los albañiles que encofran. Pero para el gran negocio que es el papel cuché aún existe gente de sangre azul. No recuerdan que cuando la guillotina en 1792 cortó la cabeza del tambiém Borbón Luis XVI el pueblo descubrió decepcionado que su sangre era igual que la de ellos…¡Iban de palo!!

La tercera gota que me desquicia es la campechanía de la monarquía. Ernesto de Hannover, aunque no se lo cren cuando se encogorza es un tipo de lo más vulgar, como yo. ¡De qué van?. Si son parásitos que viven de nosotros, cosa que no digo con afán difamatorio pues ha de ser así, pues no se les conoce profesión alguna. Que si los príncipes, de vacaciones en Mallorca, pasearon con sus niñas como una pareja más. ¿Qué pasa, qué no defecan, que no eructan?. Todo es una entelequia. Y hay una crisis.

Pero últimamente con el asunto de la barba se pasan. Ex cathedra parlan eruditos estilistas y acaremelados peluqueros. Consideran que el look del rey y del príncipe abandonó el rictus elegante y mayestático en un acto conscientemente solidario. Acto solidario con los desheredados, desharrapados, los sans culottes contemporáneos: los parados. Que cada parado cuando se mire al espejo se sienta acompañado, se vea acompañado por una familia real del pueblo. Y su estado mejorará…al menos psicológicamente. Parados que día a día son más, y más. Logro debido sin lugar a dudas al gobierno al que recuerdo que hay que estar a las duras y a las maduras!!:

Ya termino.

La guinda al pavo se la pone José Mª Ridao reseñando en El País el 30- Agosto-2009 un libro que trata sobre el particular. Girando en torno a la monarquía de los Habsbugo, -los Austrias del cole-. Como se sabe los Borbones -que eran franceses- sucedieron a los Habsburgo -que obviamente no eran de aquí- tras una puta guerra sufrida por por el pueblo español (1700-1714), a la que se consiguió poner fin con la firma del tratado de Utrecht, con lo cual conseguimos desembarazarnos de lo que nos quedaba en Italia -¡era muy lejos!- y de paso del gravoso Gibraltar. Tanto Habsburgo domo Borbones son también Casas Reales, una especie de granjas reales que con tres o cuatro se bastan para dominar el mundo, de las que salen los más capacitados….dicen. Miren hasta donde llegan que la Tratámara Juana perdió la razón por el amor del Habsburgo Felipe “el hermoso”. ¡Qué hombre!. Mezcla de Espartaco Santoni y Philippe Junot!, con un toque de Julián Ridau. Me lo imagino.

Quien esto escribe fue, y es, plebe, y eso se nota en ese desprecio por la monarquia. Porque a nadie le asquearía ser el cadaver de la inglesa reina Mary. E ir comodamente, repito cómodamente echada, como buen mortal escuchando la música compuesta ad hoc por el inmortal, aunque siervo, Henry Purcell. Ahí envidiaría a la monarquía. La reina María, a la que algún insidioso puso el horrible nombre de Bloody Mary fue una gran reina. Amante de la paz y preocupada por las condiciones de vida de su pueblo. Mi simpatía hacia ella deriva del detalle de que reinó lejos.

true” width=”425″ height=”344″>

Post data: Respecto a las monarquías y otras gaitas recuerden la pintada realizada en mi ciudad con motivo del inicio de la actividad académica de la primera facultad (estudiantes visionarios y porreros):

¡Non a monarquía, non os experimentos xenéticos!. Konrad Lorenz pensa o mismo

Anuncios